Setas Medicinales

En este blog os vamos a hablar de unas grandes desconocidas “Las setas medicinales”.

A día de hoy conocemos muy poco sobre las setas, aunque cada día se descubren nuevos hechos sorprendentes sobre estos organismos, no son ni animales ni plantas, pero reúnen las características más interesantes de ambos reinos.

Cabe aclarar que lo que conocemos como hongo o seta, es la parte reproductora de un organismo mucho mayor, que se desarrolla casi siempre bajo tierra. La realidad es, que el verdadero hongo se llama “micelio” y se trata de una fina y densa red de “hifas”, una serie de hilos desarrollados a partir de las esporas que fructifican en diferentes épocas del  año, esta fructificación es la que da lugar a la seta, la cual producirá esporas o semillas para continuar con el proceso de reproducción. En este aspecto son similares a muchas plantas, se pueden extender bajo tierra mediante sus raíces (micelio fungal) o bien dispersar sus embriones o semillas al exterior (las setas como tal).

Algunos micelios microrrizan, es decir, conviven en simbiosis con casi todos los arboles conocidos del planeta, además de un número de plantas. La microrrizacion y su función nutritiva se descubrió hace unos 100 años, pero no ha sido hasta mediados del siglo XX y gracias a los estudios realizados por Mosse en Inglaterra, cuando se ha tomado conciencia de la importancia que tienen los micelios de las setas para el 95% de las plantas superiores.

Dado el gran aporte nutricional de las setas, estas deben ser un alimento que tenga gran importancia en nuestra dieta.

Según la OMS y otras organizaciones internacionales, una dieta saludable debe contener una gran proporción de proteínas vegetales frente a las de origen animal. Las setas son una gran fuente de proteínas vegetales, además de contener aminoácidos esenciales, lo que supone una gran alternativa al consumo de proteínas cárnicas, ya que estas últimas son menos saludables por estar asociadas a grasas saturadas.

Uno de los problemas que presentan las dietas veganas y vegetarianas es la carencia que se puede producir de B12, es una vitamina normalmente es aportada por carnes, mariscos, huevos y productos lácteos. En el caso de las dietas veganas la ausencia de estos alimentos provoca una carencia de la misma, lo que puede dar lugar a sentir cansancio, debilidad, anemia, estreñimiento, pérdida de memoria, desorientación, alucinaciones y hormigueos incluso en el peor de los casos daños neuronales.

La seta Shiitake es una fuente vegetal de vitamina B12, por lo que está indicada de manera especial en este tipo de dietas, se recomienda una ingesta de 5 porciones semanales de esta seta.

En cuanto a la actividad terapéutica de los hongos, hasta hace muy poco, estos alimentos tenían muy mala fama en Occidente. Esto empieza a cambiar cuando Alexander Fleming, descubrió la penicilina, sustancia antibiótica que se fabrica por el hongo Penicillium (un moho, denominación que se utiliza para los hongos microscópicos que no forman las conocidas setas o carpóforos). Los amantes del queso Roquefort o Camembert, también deben saber que los agentes que fermentan este tipo de quesos son el Penicillium Roqueforti y el Penicillium Camemberti, que junto con la proteína láctea, está ingiriendo un organismo.

En cambio en Oriente las setas con propiedades terapéuticas eran apreciadas desde la más remota antigüedad, siendo utilizadas para resolver numerosas patologías. A partir de 1960 la Medicina Tradicional China (MTC) propulso la investigación de las setas medicinales que eran utilizadas en Oriente con fines terapéuticos.

China fue la cuna de la Micoterapia y aunque habían sido utilizadas desde la antigüedad, fueron descritas en el primer tratado de fitoterapia << Pen Tsao King >> escrito hacia el 200 a.c., en el se describen las propiedades del Rehisi y de muchas otras. La farmacopea china utiliza 270 especies de setas medicinales y la mayoría de ellas ya estaban definidas en cuanto a usos y propiedades terapéuticas en el “Tratado de Materia Medica” (Pen Tsao King  Mu de 1575).

Existen dudas de si es mejor las setas silvestres o las cultivadas, si lugar a dudas las cultivadas, ya que estas últimas crecen bajo control desde la inoculación del micelio en un medio que permite el alimento y desarrollo de la seta hasta su recolección en el momento óptimo de maduración. Las podemos encontrar  como setas frescas, deshidratadas o en conserva o bien setas en polvo mezcladas con otros productos, en forma de complementos alimentarios los Superfood, o en forma de extracto.

Los complementos que podemos encontrar en el mercado pueden ser de extracto de seta o de extracto de micelio, he de decir que apenas hay diferencias entre la seta y el micelio, en cuanto al contenido del principio activo se refiere, incluso a nivel hormonal o enzimático, ya que la seta se reproduce tanto a través del carpóforo ( lo que vemos sobre el suelo) como a través del micelio (parte oculta en el suelo), incluso de manera sexual. Pero si existe una gran diferencia a la hora de producir el extracto, el micelio está formado por finas y frágiles hifas que están íntimamente relacionadas con el medio de cultivo, lo que resulta complicado a la hora de separar el micelio de su matriz cereal, por lo que el polvo de micelio siempre va a ir mezclado con una fracción importante de cereales. En el caso del extracto de seta (carpóforo), tenemos la garantía de que esta es pura y que no incluye ninguna matriz inerte.

Los principios activos más frecuentes que podemos encontrar en las Setas Medicinales son:

Betaglucanos: Son largas cadenas de polisacáridos.

Glicoproteínas o Proteoglicanos: Son cadenas lineales de proteínas (péptidos) a las que se unen varias cadenas laterales de betaglucanos.

Triterpenos: Son moléculas de hidrocarburos típicas de las plantas (aceites esenciales aromáticos) pero también presentes en el tejido animal.

Esteroles: Son un tipo de grasa, destaca de especial forma el egosterol (provitamina D).

Lectinas: Son proteínas que se unen de manera esporádica y temporal con los glúcidos.

Enzimas: Están presentes en un gran número de setas y muchas de ellas aportan grandes propiedades beneficiosas para la salud.

Los principales hongos comercializados son:

1 – Champiñon del Sol  – Agaricus Blazei Murril

2 – Cola de Pavo – Coriolus Versicolor

3 – Reishi – Ganoderma Lucidum

4 – Maitake – Grifola Forndosa

5 – Shiitake – Letinula Edodes

6 – Cordyceps – Cordyceps Sinensis

7 – Melena de Leon – Hericium Erinaceus

8 – Coprinus – Coprinus Comatus

9 – Chorei– Polyporus Umbellatus

10 – Champiñon de Paris – Agaricus Bisporus

11 – Pleurotus Ostreatus – Pleurotus Ostreatus.

12 – Chaga – Inonotus Obliquus

13 – Kikurage – Oreja de Madera  u  Oreja de judas

En próximos post os iremos hablando de cada uno de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies